Los productos de aseo para humanos no son adecuados para los animales

La respuesta es sencilla. Por más que queramos mucho a nuestros peludos y los consideremos parte de la familia, no debemos olvidar nunca que se trata de animales y no de personas.

En consecuencia, debemos evitar la humanización o el egocentrismo de pensar que lo que es bueno para nosotros debe ser bueno también para ellos. Al tratarse de especies distintas, los productos de aseo -y los medicamentos- deben estar diseñados respetando las características de cada una.

En el caso de los elementos de higiene, hay que tener muy en claro, por ejemplo, que el pH (la unidad de medida que sirve para establecer el nivel de acidez o alcalinidad de una sustancia) de la piel de los humanos no es el mismo que el del perro, o el del gato o el de otros animales.

Ten en cuenta el pH de la piel de tu mascota al elegir los elementos para higienizarlaz

Para observar gráficamente la cuestión, ten en cuenta estos números:

  • El pH de la piel humana varía entre 4,5 y 5,9.
  • El de los perros se ubica entre 6.3 y 7.5.
  • Los gatos tienen un pH entre 7 y 7.5.

Por tal motivo, deben utilizarse artículos elaborados específicamente para cada especie, adecuados a su grado de alcalinidad o acidez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Misanimales.com