Los perros cavan por diversos motivos. Pueden hacerlo por aburrimiento, para cazar, para sentirse cómodos, para llamar la atención, tan solo por instinto, etc. Es probable que, hasta cierto punto, debas aceptar que tu mascota cave un poco, ya que esto forma parte de tener un perro. No obstante, existen algunos métodos confiables para evitar que tu perro haga que tu patio luzca como un campo de batalla.

 

1) Identifica el problema. Si puedes identificar la razón por la que tu perro cava agujeros, será mucho más probable que puedas modificar este comportamiento. Algunas veces, los perros cavan por razones aleatorias y esto no puede identificarse; sin embargo, este comportamiento suele contar con motivos perceptibles.

  • Con frecuencia, los perros cavan agujeros por una (o más) de estas cinco razones: por entretenimiento, por comodidad física, para llamar la atención, para escapar o para buscar presas. Si identificas el momento, el lugar y la forma en los que tu perro cava, esto podría determinar la razón por la que lo hace.
  • Recuerda que excavar es un instinto natural para la mayor parte de los perros, y es poco probable que puedas detener este comportamiento por completo. Algunos perros han sido criados para cavar, como los Terrier y los perros salchicha, lo cuales han sido criados para cazar tejones. Si consideras que podrías tener grandes problemas si tu perro cava, antes de elegir una nueva mascota, averigua si la raza que deseas suele cavar.

 

 

2) Bríndale más atención a tu perro. Muchos amantes de los perros pueden dar fe de que estos animales son bastante parecidos a los niños en muchas maneras, como el deseo de obtener la atención empleando los medios que sean necesarios.

 

 

3) Disminuye el aburrimiento de tu perro. Los perros suelen cavar tan solo por aburrimiento. Es probable que tu perro esté aburrido si mira fijamente la cerca por un largo tiempo, si llora o si muestra un comportamiento juguetón o “hiperactivo”, como cavar agujeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Wikihow.com