Los sitios de descanso y la cercanía con el dueño son elementos fundamentales para nuestra mascota. Pero se trata de un privilegio que debemos dosificar.

Con frecuencia tenemos en casa perros con problemas de ansiedad, demasiado apego con sus dueños, algún tipo de agresividad y otras cuestiones similares. Si nuestro perro muestra conductas dominantes, el hecho de descansar en un lugar alto y privilegiado de la casa puede agravar estas conductas, aunque no lo parezca. Si nuestro amigo está demasiado apegado a nosotros y sufre ansiedad cuando no tiene nuestra compañía, de nuevo el estar con nosotros en ese lugar puede empeorar el problema.

Si tenemos un perro equilibrado que no tiene ningún problema de conducta,podría dormir esa siesta plácidamente con nosotros en el sofá, ya que no hay ningún problema que podamos agravar.

Algunas rutinas como un insuficiente ejercicio físico o mental, exceso de privilegios, etc., pueden provocar en nuestro perro problemas de comportamiento. Es útil como pauta para no empeorar una situación que ya tenga nuestro can o simplemente para evitar que lo tenga, Por eso no es aconsejable que suba en nuestra compañía al sofá.

 

Buenos hábitos

La razón de estas precauciones es que nuestros perros no consiguen entender la razón por la cual ese recurso (el sofá) es accesible algunas veces pero otras no.En su psicología canina, esta diversidad de permios les puede ocasionar frustración y una incipiente agresividad.

Los perros son animales de hábitos con buena retentiva y posiblemente si en su etapa de cachorros lo tomábamos en brazos en el sofá o incluso en la cama para acariciarlo, es lógico que al crecer entienda que esta conducta está aprobada por nosotros y que es un lugar permitido. Para evitar esta costumbre, lo mejor es que desde muy pequeños siempre les mostremos nuestro cariño desde el suelo, para que no asocie las demostraciones de cariño con el sofá o cama.

También se da el caso de que simplemente suben porque el sofá tiene nuestro olor y en nuestra ausencia es muy agradable para ellos estar en contacto con algo que les recuerda a nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Misanimales.com